Programa

PARA mejorar tus condiciones laborales

  • La recuperación de todos los derechos suspendidos y de la estructura salarial previa a los recortes de 2010.
  • La adecuación de las condiciones laborales de los trabajadores a la evolución favorable de nuestra economía.
  • El impulso y la mejora de la negociación colectiva.
  • La implantación con carácter general de la jornada laboral de 35 horas.
  • La negociación en las empresas de reducciones de jornada como medida para mejorar la productividad y la conciliación laboral.
  • La negociación y aprobación de las distintas Leyes de Función Pública en la Administración General del Estado y en todas las autonomías.
  • Fomentar la promoción interna y la carrera profesional en todas las Administraciones Públicas.
  • Fomentar la movilidad interadministrativa y entre administraciones.
  • Negociación de nuevos empleos para implantación de coeficientes reductores y jubilación anticipada.
  • Reducirla temporalidad en el empleo en las Administraciones Públicas, aplicando todos los aspectos reflejados en los Acuerdos de marzo de 2017 y 2018.
  • Fomentar la formación continua, estableciendo líneas prioritarias.
  • La definición, clasificación y valoración de los puestos de trabajo mediante metodologías objetivables, transparentes y de fácil gestión.
  • La elaboración de un plan de recursos humanos en todas las administraciones, para conseguir unas plantillas correctamente dimensionadas, generando unas ofertas de empleo público suficientes y anuales.
  • La eliminación, en la jurisdicción contencioso-administrativa de las costas procesales en los asuntos vinculados con la relación estatutaria o funcional de los empleados públicos.

PARA la modernización de las Administraciones Públicas

  • Promover cambios organizativos que permitan prestar unos Servicios Públicos orientados a los ciudadanos, sostenibles y ágiles, reduciendo cargas administrativas, y optimizando y simplificando los procesos.
  • Potenciar de manera real y efectiva la evaluación del desempeño. Generar racionalidad en la gestión administrativa.
  • Eliminación de las duplicidades administrativas.
  • Fortalecer los programas de capacitación y actualización del personal de la Administración, para contribuir a una mayor eficiencia y efectividad.
  • Evaluar las políticas públicas, medir sus resultados para poder analizar su idoneidad y continuidad.
  • Potenciarla Administración electrónica y mejorar el acceso de los ciudadanos a través de un portal único de acceso a los datos.
  • Exigir políticas de inversión que generen una inercia positiva e incentiven la actividad económica.
  • Eliminar de la Administración Pública costes superfluos, ineficaces e ineficientes.

PARA el reconocimiento social del Empleado Público

  • Un salario justo que reconozca la importancia de nuestro trabajo para la sociedad.
  • Profesionalizar la administración y reducir los puestos de libre designación y de asesores.
  • Una carrera profesional como elemento motivador y de reconocimiento para los Empleados Públicos.
  • La evaluación del desempeño, mediante un sistema negociado, objetivo, contrastado y transparente, del rendimiento personal en los puestos de trabajo.
  • El reconocimiento y la priorización de la labor de los Empleados Públicos frente a las externalizaciones.
  • Nos oponemos rotundamente a la privatización de los servicios públicos.
  • Modificación de la ley de incompatibilidades.
  • Convocar procesos de funcionarización para el personal laboral.
  • Definir un catálogo de servicios que deben ser prestados obligatoriamente por Empleados Públicos.
  • La eliminación en la diferencia de trato, tanto en derechos administrativos como retributivos existente en las distintas Administraciones.
  • Por la equiparación en el pago farmacéutico para los funcionarios jubilados de clases pasivas y el Régimen General de Seguridad Social.
  • Negociación de la fórmula que permita el paso voluntario por una vez de los funcionarios del Régimen de Clases Pasivas al Régimen General de la Seguridad Social.

PARA la prevención de riesgos laborales y la salud laboral

  • La defensa de la salud laboral y el bienestar de todos los trabajadores, exigiendo el cumplimiento veraz de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
  • La aprobación e implantación de protocolos de prevención y actuación ante violencia en el trabajo, acoso laboral, acoso sexual, acoso por razón de sexo, y drogodependencias en el ámbito laboral.
  • La vigilancia de la salud adecuada y por el refuerzo de la asistencia sanitaria en el ámbito laboral especialmente en empleado/s mayores de 45 años.
  • La actualización del Cuadro de enfermedades profesionales derivadas de las nuevas tecnologías, profesiones y las situaciones laborales específicas.
  • La propuesta de las figuras del Psicólogo y el Mediador en las organizaciones para una adecuada gestión de los recursos humanos y sus posibles conflictos.

PARA la conciliación

  • Negociar una conciliación de la vida personal, familiar y laboral, con propuestas concretas que fomenten la corresponsabilidad, como  la  flexibilidad de horarios, el teletrabajo, las bolsas de horas, etc…
  • Defendemos el teletrabajo regulado como medida que favorece el desarrollo sostenible, la integración de personas con discapacidad, la conciliación, la productividad, etc.
  • Exigimos que  se desarrolle la  medida de conciliación «bolsa de horas»,  incluida en  el  11Acuerdo de  mejora por el empleo público y las condiciones de trabajo.
  • Facilitar el apoyo económico para sufragar gastos de escuelas infantiles y de otros centros de atención a personas dependientes y la reserva de plazas en escuelas infantiles cercanas al centro de trabajo.
  • Modificación del complemento por maternidad en Clases Pasivas y Régimen General, haciéndola extensiva a la jubilación voluntaria, progenitores con un hijo, adopción homoparental y familias monoparentales.
  • Permisos para favorecer la conciliación de la vida familiar y profesional iguales e intransferibles y de titularidad conjunta.

PARA la igualdad de oportunidades y la erradicación de conductas sexistas

  • La creación de una Comisión de Igualdad que sirva como canal de comunicación entre las personas trabajadoras y los órganos sindicales, tanto en el ámbito público como del sector privado.
  • Demandar la negociación de planes de igualdad.
  • Exigimos la recuperación de los reconocimientos ginecológicos en los centros laborales.
  • Reclamamos un programa de retorno al puesto de trabajo con la utilización de la metodología del teletrabajo regulado, para integrar de una manera progresiva a las mujeres pacientes de cáncer de mama de nuevo a su puesto.

PARA un empleo estable y de calidad

  • La limitación de la capacidad de las empresas para flexibilizar unilateralmente las condiciones de trabajo, de tal forma que las personas trabajadoras tengan la seguridad necesaria que les permita un mayor compromiso con los resultados de la empresa.
  • La reducción y racionalización de las modalidades de contratos existentes.
  • La recuperación de la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos como ente dinamizador de la competitividad y para evitar la destrucción de empleo, los recortes y la pérdida de condiciones laborales.
  • El desarrollo de planes de formación y de carrera profesional en las empresas, que eviten un despido que aboque a la marginalidad y la exclusión de las personas trabajadoras menos cualificadas (jóvenes, mujeres, etc…)
  • La vuelta a un marco de normativa  laboral claro y negociado, que dé seguridad a los agentes que participan en él: trabajadores, empresas, etc…
  • La recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y con ello de su capacidad de incrementar el consumo y el ahorro privado.
  • Un papel más activo de los sindicatos en el diseño y aplicación de las políticas de promoción del empleo, atendiendo a la orientación profesional, a la formación y al desarrollo de las competencias.